Algunos avances...

Durante el desarrollo de este proyecto, he acudido a sesiones de meditación Zen para entender más a fondo la práctica de la meditación. Mi interés en este proyecto es continuar con la exploración de un sensor neuronal como parte del ambiente sonoro de la pieza. El proyecto es una continuación de la investigación que hice para Des | Composición.

Al momento de decidir a qué tipo de práctica de meditación debería acudir, hice un poco de investigación en cuanto a las diversas escuelas del Budismo. Después de leer un poco, fué evidente que la escuela que más se relaciona a la meditación es el Budismo Zen. Así fue que encontré el Dojo Zen Ciudad de México, a donde he acudido a las prácticas.

Algunas de las preguntas que he tratado de resolver a través de este acercamiento a la práctica formal de la metidación son:

¿Qué es lo que busca una persona mientras medita? ¿Es el silencio de la mente? ¿La aceptación de los estímulos de afuera? ¿La integración de todo lo que sucede pero desde una perspectiva alejada? ¿Cuáles son los ruidos de la mente? ¿De qué manera podemos callarlos o apaciguarlos?

En Wikipedia, se define la práctica del Zazen (la meditación en el Budismo Zen) como:

"El corazón de la práctica del Budismo Zen. El objetivo del zazen es sólo sentarse, suspender todo el pensamiento prejuicioso y dejar que las palabras, ideas, imágenes y pensamientos pasen por la mente sin involucrarnos en ellos."

Y la pregunta de las preguntas para este proyecto: ¿De qué manera incoorporar ésta visión del pensamiento humano dentro de una pieza sonora?

La respuesta a esa pregunta final se ha manifestado de distintas maneras:

  1. Utilizar el sensor neuronal como una amplificación de un proceso invisible de la mente, como instrumento dentro de una pieza sonora.

  2. Emplear la metáfora de los hemisferios del cerebro como elemento visual dentro de la pieza.

  3. Basar la estructura de la pieza en los procesos por los que mi cuerpo y mente han pasado durante las sesiones de meditación.

  4. Colaborar con una persona que tenga experiencia meditando para ser un instrumentista con sus ondas cerebrales.

Una de las cosas que Víctor, quien me dió la introducción a las prácticas del Zazen, me dijo y que no comprendí hasta que empecé a practicarlo, fue que la meditación, desde afuera, parece una práctica de relajación pasiva, pero en realidad ocupa mucha energía tanto mental como física. Durante la primera sesión a la que acudí me sorprendí porque pensé que saldría relajada, con más energía y lista para afrontar el mundo. En realidad, salí exhausta, como si hubiera hecho ejercicio durante horas, y lo único en lo que podía pensar era en meterme a la cama y dormir. Conforme he continuado la práctica mi cuerpo ha ido pasando por diversos estados en los que por momentos el ruido de mi cabeza es incontrolable, otros en los que es imposible separarme del ambiente que me rodea, y otros (muy pocos) en los que he sentido control sobre mis impulsos mentales y he logrado, como Víctor dice, dejar entrar mis pensamientos, pero con la misma, abrirles la puerta de salida sin esforzarme demasiado.

Me interesa continuar explorando los procesos de la mente dentro de mi práctica artística por varias razones; creo que la principal es que desde muy chica he estado muy intrigada por los procesos mentales. Me encantaba escuchar mi voz dentro de mi cabeza, cantar melodías en silencio absoluto. Super héroes como Jean Grey de los X men o incluso la pequeña Matilda me encantaban y me preguntaba cómo sería posible lograr ese tipo de habilidades en la vida real. Hacer música con ondas cerebrales podría leerse como una manera de hacer ese sueño realidad.

Otra razón por la cual me interesa trabajar con las ondas cerebrales como elemento de mis piezas es para de alguna manera relacionar mi práctica artística con uno de los horizontes científicos más interesantes actualmente: la neurociencia. Gracias a los últimos proyectos que he realizado relacionados con sensores neuronales, he aprendido mucho sobre la anatomía del cerebro, los procesos de la mente,  las diferentes frecuencias del cerebro y sobre psicoacústica. Ha sido una manera también de aprender más sobre tecnología y programación para incoorporarlo en mi música.

Por aquí dejo algunos avances del proyecto. 

STILLS DEL VIDEO:

MUESTRAS DE AUDIO: 

MUESTRAS DE CODIGO: 

Codigo01

Codigo02